Ediciones Irreverentes
Ediciones Irreverentes

 
Ediciones Irreverentes


Miguel Arnas
Miguel Arnas


Buscar o no buscar, un thriller psicológico que abre las puertas del triunfo a Arnas

Miguel Arnas era un autor de una carrera prestigiosa, pero se reafirmó y dio el salto al lograr el premio Diputación de Guadalajara con su novela Buscar o no buscar, que al editarse en la colección de Narrativa de Ediciones Irreverentes entreba por primera vez en una colección llena de las primeras figuras de la literatura nacional

Buscar o no buscarP.- Buscar o no buscar, fue premiada con el Provincia de Guadalajara. ¿Qué significó eso para ti?

R.- Sobre todo ánimo porque uno se dedica a escribir por necesidad de expresar algo, de contar una historia que le hierve dentro, pero con deseos artísticos, es decir con ansias de hacer algo que alcance un nivel, de hacer literatura, no sólo un texto de entretenimiento. La lectura de la obra de uno por parte de extraños pone las cosas en su sitio, nadie va a dorar la píldora ni a decirte lo que no mereces porque no hay interés ni afecto por medio. El premio me ha dicho “no está del todo mal lo que haces”.

P.- La novela trata de un tema de actualidad: el terrorismo. ¿Por qué te planteaste ese tema?

R.- El tema que yo pretendí plasmar en ella era el de dos personas con caracteres muy diferentes: el de la persona que encuentra sin buscar, el de quien con cierta displicencia acepta lo que le viene y sabe vivirlo para su enriquecimiento personal y para su propio disfrute, y la parte antagonista, el de quien busca sin encontrar, es decir, aquel que en todo cuanto pretende muestra ansia y por tanto no lo consigue o lo consigue mal. Esos caracteres influyen, por supuesto, en la ideología, tanto vital como histórica o política. El terrorismo era una excusa.

P.- ¿Es una novela psicológica?

R.- Podríamos decir que es un thriller psicológico, un drama entre dos personas cuyo tema de enfrentamiento es el terrorismo.

P.- Hablas en ella de ETA

R.- No exactamente. El terrorismo, hoy, es un fenómeno desgraciadamente universal. Cuando alguien se enrabia y quiere conseguir algo, mata. Mis personajes carecen de nombre, no están situados en un país concreto y la banda terrorista se llama La Organización. Juego al despiste, de modo que lo mismo podría tratarse de ETA como de Sendero Luminoso o las FARC, aunque por las referencias, no se trata de un grupo religioso. Con todo, lo que en nuestro país sufrimos es evidente: una mezcla de marxismo al estilo estalinista y nacionalismo.

P.- Hablas en la novela de una tregua para negociar con los terroristas; tú escribiste la novela a principios de 2004, ¿cómo pudiste preverla?

R.- No la preví. Incluso hoy puede augurarse que tarde o temprano, cualquier banda terrorista se sentará a negociar, aunque sólo sea porque, teóricamente, es lo que están exigiendo, y para colmo presionada por unos medios de seguridad del Estado cada vez más eficaces, con un sistema de infiltrados capaces de avisar de cualquier acción y cualquier colaboración. Me situé en un momento que entonces podía parecer utópico pero en nada lo era.

P.- Aunque la novela tiene cierto suspense, a lo largo de ella se ve venir que el final no podrá ser otro que el que es.

R.- El protagonista quiere que le dejen en paz, que le dejen vivir su vida cuyos goces no busca exactamente, aunque los obtenga. Uno de esos goces es su propio hijo, que es el auténtico futuro. El futuro no es las ideologías sino los hijos de cada uno. Puede parecer burgués esto que digo pero no por ello es menos cierto y humano.

P.- Al final queda cierto regusto escéptico.

R.- En estas luchas en las que entra el terrorismo no son mejores, en mi opinión, unos que otros. Sólo se salva, si es que se salva alguien, la gente del común, esa gente que quiere vivir en paz, y en última instancia, quien más ayuda a esta gente es el Estado, no los ideólogos fanáticos de las organizaciones terroristas.

 
 
Ediciones Irreverentes S.L. • c/ Martínez de la Riva, 137. 28018 Madrid (España) • Teléfono: +34 915 07 26 59
Correo electrónico: editor@edicionesirreverentes.com
Departamento comercial: vera@edicionesirreverentes.com