Ediciones Irreverentes
Ediciones Irreverentes

 
Ediciones Irreverentes


LELA ENTREVISTA A ANDRÉS FORNELLS, AUTOR DE
"JAZMÍN SIGNIFICA AMOR VOLUPTUOSO"

ANDRÉS FORNELLS

"Ellos se deleitarán conociendo las gozosas experiencias sexuales de unas chicas bellas, inocentes, fogosas, hedonistas y pícaras; y ellas encontrarán en esta novelita a los varones potentes y cariñosos que buscan en la realidad y no siempre encuentran"

Andrés Fornells, aunque es español, por lo mucho que ha viajado, se considera ciudadano del mundo. Ha sido profesor de idiomas, intérprete, guía turístico y restaurador. Sus viajes le han permitido aprender varios idiomas, ampliar sus horizontes y embelesar sus ojos con innumerables bellezas. En la actualidad vive en la Costa del Sol. Ha publicado numerosos relatos cortos en EEUU y en España, y ha obtenido varios galardones en esta especialidad. Algunas de sus novelas son: Puerto Glamur, A la busca de la magia perdida, Never love a foreigner, La magia del amamaya, y La seductora modelo de Cibeles.

LELALELA: ¿Por qué le pusiste este título tan bonito a tu libro?

A.FORNELLS: Verás, en la antigüedad la gente tenía una forma de ligar muy sutil. Si un caballero, llamado así porque iba a caballo, pretendía…

LELA: ¿Y si en vez de ir a caballo el tío iba en burro: lo llamaban burrero?

A.FORNELLS: No interrumpas. Sé una niña bien educada. En esos tiempos antiguos, si un caballero quería ligarse a una dama no le decía groseramente: Vamos a follar, tía…

LELA: ¡Hipócritas! ¿Es cierto que las damas llevaban cinturones de castidad para que sólo pudieran follar con quien tenía la llave de ese esclavizador objeto de tortura?

A.FORNELLS: Lela, tienes oídos pero no los empleas para escuchar. Continúo. Si un caballero pretendía tener relaciones sexuales con una dama le entregaba muy discretamente una ramita de jazmín, y ella sabía entonces que él desesperaba por hacer el amor con ella.

LELA: ¡Ja, ja! En términos actuales: follar.

A.FORNELLS: Las ordinarieces son una muestra de incultura, Lela. Procura no emplearlas.

LELA: Joder, qué muermo eres tío. ¿Es verdad que entre el cinturón ese, toda la familia y todos los vecinos vigilándolas, el 99,9 % de las damas llegaban vírgenes a la boda?

A.FORNELLS: Bueno, ese porcentaje puede que fuera dos o tres puntos menor.

LELA: De cualquier manera una atrocidad. ¿Por qué escribes, papá Andrés?

A.FORNELLS: Pues escribo por culpa de los Reyes Magos. Yo les pedía todos los años un tren eléctrico, con sus puentes, sus estaciones y sus cambios de vías; y ellos lo único que me dejaban era un bolígrafo. Total, como lo que mejor puede hacerse con un bolígrafo es escribir, pues he salido humilde escritor cuando mi mayor sueño era ser importante maquinista de tren.

LELA: Es una pena la enorme cantidad de traumatizados y reprimidos que ha creado en generaciones pasadas una educación falsa y fantasiosa. ¡Para cagarse de risa con tanta cursilería!

A.FORNELLS: ¡Lela, que hablar bien no cuesta dinero, jolín!

LELA: ¡Antigüito! Expresa una razón convincente para que un ser humano lector compre tu libro JAZMIN SIGNIFICA AMOR VOLUPTUOSO. Y no digas que para que te hagas rico, porque puede darme otro ataque de risa.

A.FORNELLS: Yo le diría al ser humano lector que es bueno comprar, fomentar el consumismo, porque sin consumismo el mundo se detiene, los obreros pierden sus empleos y el dinero ni circula ni baña. Tomemos el ejemplo de los ríos: circulan, entonces bañan.

LELA: Das pena. No sabes nada de marketing. Debes decir que compren tu libro porque va a excitarles de puta madre, porque teniéndolo de libro de cabecera a los hombres les bastará leer unas cuantas páginas antes de acostarse con quien sea, para poder prescindir por completo del viagra y en adelante usarlo como se usa la aspirina: únicamente para aliviar el dolor de cabeza; y a las mujeres las pone más calientes que los palos de un churrero y con unas ganas locas de trajinarse al primer tío bueno que surja en su camino.

A.FORNELLS. ¡Qué guay, Lela! ¿Quieres convertirte en mi agente literario?

LELA: Ya lo soy y además la mejor protagonista femenina de cuantos libros has escrito. O por lo menos la más sensual, voluptuosa y deseable. Otra preguntita más, papá Andrés: ¿A qué público recomiendas tu libro?

A.FORNELLS: A los hombres y mujeres poseedores de una mente abierta y libre. Porque ellos se deleitarán conociendo las gozosas experiencias sexuales de unas chicas bellas, inocentes, fogosas, hedonistas y pícaras; y ellas encontrarán en esta novelita a los varones potentes y cariñosos que buscan en la realidad y no siempre encuentran.

LELA: ¿Por qué escribiste este libro tú, que andas ya con la juventud medio perdida?

A.FORNELLS. Por nostalgia e ilusión. Por lo que perdió mi cuerpo pero todavía puede disfrutar mi mente joven, pues la mente no envejece en la misma proporción que lo hace el cuerpo, desajuste odioso e injusto que casi todo el mundo conoce y padece.

LELA: ¡Ay, viejo verde! ¿Por qué me caes tan bien?

A.FORNELLS: Lela, porque te comprendo mejor que nadie, te adoro y te conozco igual que si te hubiera parido.

LELA: Eso lo doy por cierto. ¿Cuál es tu manera de entender la narrativa?

A.FORNELLS: La narrativa es una necesidad de compartir con los demás todo aquello que a ti te causa ilusión, sorpresa, placer, gozo, diversión… Si yo fuera mujer diría que me empuja la imperiosa necesidad “de dar a luz” algo ilusionante que llevo dentro de mí y que necesito compartir con otros.

LELA: ¡Ya estás otra vez con las cursiladas! ¿Qué te inspira?

A.FORNELLS: ¡Ay, Lela, me inspira el amor! Siempre el amor y pensar en la irremediable brevedad de la vida. No dejes pasar sin hacer hoy, lo que quizás no podrás hacer mañana.

LELA: ¿Cuál es tu forma de contar historias?

A.FORNELLS: Realista y —cuando la inspiración se enamora de mí—, graciosa y divertida—. Escribo que amar es la voluptuosa unión del generador de placer del hombre, con el generador de placer de la mujer en todas las posturas que su imaginación y su buena forma física les permite practicar; y no un encuentro de almas sublimes portadoras de excelsos sentimientos que permiten a dos amantes alcanzar las gloriosas cumbres del éxtasis supremo.

LELA: ¿A quién recomiendas especialmente JAZMIN SIGNIFICA AMOR VOLUPTUOSO?

A.FORNELLS: A todos los mayores de edad sin reparos; a los amantes de la sensualidad, el erotismo y la belleza. A los hombres porque a muchos de ellos que no aman lo suficiente a las mujeres, les descubro lo maravillosas, lo adorables y excitantes que casi todas son; y a las mujeres las ayudo a recordar que si emplean como ellas saben hacerlo todos los inigualables encantos con que las premió la pródiga naturaleza, podrán convertir a los hombres que ellas desean en grandes amantes y en voluntarios esclavos suyos.

LELA: ¿Cuál es tu manera de entender la literatura?

A.FORNELLS: La literatura es una transmisión escrita de sentimientos, de complicidad,de comprensión y de conocimientos. La buena literatura nos hace mejores personas, nos hermana, nos invita a compartir los sueños del escritor despertando los nuestros propios.

LELA: ¿Cómo te surge una novela?

A.FORNELLS. Me surge de una imagen, de una idea, de un recuerdo, de una frase que me impacta. Después hay que darle trabajo a la mente y al trasero que es un gran sufridor que desarrolla callosidades debido a la gran cantidad de horas que ha de soportar anclado sobre un duro asiento.

LELA: ¿Por qué me creaste, papá Andrés?

A.FORNELLS: Porque llevaba toda mi vida enamorado de ti, y te lo debía.

LELA: Quizás tengamos suerte, papá Andrés, y los dos consigamos la inmortalidad.

A.FORNELLS: Lela, tú, en tu maravillosa naturaleza de mujer ya eres inmortal. ¡Sublimemente inmortal!

 
 
Ediciones Irreverentes S.L. • c/ Martínez de la Riva, 137. 28018 Madrid (España) • Teléfono: +34 915 07 26 59
Correo electrónico: editor@edicionesirreverentes.com
Departamento comercial: vera@edicionesirreverentes.com