Ediciones Irreverentes
Ediciones Irreverentes

 
Ediciones Irreverentes

Gómez Rufo
Gómez Rufo
De Planeta a Ediciones Irreverentes con "El señor de Cheshire" una historia transgresora de amores perversos y soledad.

Tras ganar el Premio Fernando Lara, Antonio Gómez Rufo ha sido el ganador del Premio de Novela Ciudad Ducal de Loeches, convocado por GESTESA y que en su primera edición había sido ganado pro el Académico de la Lengua Francisco Nieva. La novela ganadora es El señor de Cheshire, que transcurre a comienzos del S.XX, en Inglaterra. Dogson, sobrino de Lewis Carroll, tiene el mismo defecto de su tío; un excesivo amor por las niñas, lo cual le ha llevado a la cárcel. Allí, sin poder recibir visitas, pide por carta a un noble aburrido que le haga un gran favor; que le envíe una muñeca articulada con la forma exacta de una bella mujer para saciar sus instintos y paliar su soledad.


P. -¿Por qué está dedicado El señor de Cheshire a Luis García Berlanga?
R.- Porque durante muchos años hemos compartido aficiones por ciertos aspectos culturales y una determinada concepción del mundo que fundamentan de manera esencial esta novela. Entre ellos la reivindicación del erotismo como cultura y el respeto a algo tan irrenunciable que tiene cada vez menos valor: la libertad. He dedicado, además, mi novela a Luis García Berlanga, porque fue él quien me contó esta historia, la de un preso que pidió que le enviaran a la cárcel un maniquí de una mujer para no estar solo. Debo a Berlanga la idea de la que nace esta novela y quiero que quede relacionado para siempre cEl señor de Cheshireon El señor de Cheshire

P.- ¿Qué significa que sea un divertimento literario?
R.- Un divertimento es una obra literaria de carácter ligero cuya finalidad es sólo divertir. Y eso es, exactamente, "El señor de Cheshire".

P.- Pero no es sólo una comedia con contenido erótico
R.- Es algo más. Como en toda mi obra de lo que se habla en realidad es de la soledad, del intento del hombre de pasar acompañado por este camino que es la vida.

P.- -¿Es especialmente excitante el mundo lleno de prohibiciones? ¿Transgredir produce un placer especial?
R.- A mí no me excita nada la prohibición. Estoy en contra de casi todas las prohibiciones; en ese sentido me considero un hombre de la Ilustración, un kantiano en el siglo XXI. Puede que a alguien le produzca morbo la prohibición, pero no a mí. Transgredir es otra cosa: es saltarse de la moral de los tiempos que se viven, adelantándose a ellos; sobrepasar la hipocresía, atreverse a pensar y a actuar, rechazar el concepto de perversión cuando se trata de comportamientos sexuales. Nos están robando la cualidad de seres libres; al menos que no nos quiten también la de seres eróticos.

P.- ¿Es importante ganar un premio como el Ciudad Ducal de Loeches tras Francisco Nieva?
R.- Colma mis satisfacciones literarias recibir este premio por el gran nivel de los finalistas, lo cual da más importancia a mi obra. En España se han publicado el año pasado 82.000 títulos y sin embargo somos el país en el que menos se lee de Europa junto a Portugal, por lo que tenemos que agradecer a las empresas que patrocinan la cultura que permitan que se mantenga viva esta relación de amor que es escribir; amor entre el lector y la obra. Con un solo lector que tengamos, el esfuerzo de escribir una novela ya ha merecido la pena

Antes de editar en Ediciones Irreverentes
publicó en Planeta El secreto del rey cautivo

Hace unos meses me comentó en el café Gijón que estaba escribiendo "El secreto del rey cautivo" y lo que le impulsó a hacerlo.
-Me incitó la invasión ilegítima e inmoral que Estados Unidos había perpetrado en Irak. Es curioso cómo los políticos y los medios de comunicación usan conceptos como heroicidad y traición: depende de quien venza. Quienes ganan las guerras son héroes, la resistencia, patriotas… Los que pierden, en cambio, son terroristas, bandidos, bandoleros… En Irak los patriotas son llamados terroristas. La Guerra de la Independencia de España, los sucesos del Dos de Mayo, convirtieron en héroes a quienes, de haber sido derrotados, habrían sido considerados terroristas. Drake fue un héroe para la reina de Inglaterra, por defender sus intereses, y un asesino para los españoles.

-'El secreto del rey cautivo' trata del levantamiento de los españoles el 2 de Mayo de 1808, contra las tropas napoleónicas, narrado a través de la historia de una partida de guerrilleros.
-Es una novela de héroes y antihéroes. Son héroes, los que lucharon por la independencia de España; y entre los antihéroes está José Bonaparte, que a mi juicio fue un buen rey que intentó sin éxito reinar en España, pero los ciudadanos y sus propios mariscales y generales no se lo permitieron… ni su propia pusilanimidad. Pepe Botella introdujo muchísimas mejoras en la agricultura, la policía, las aduanas o en la administración de instituciones culturales. Fue un rey bienintencionado que quiso modernizar España e introducir los ideales de la revolución francesa, pero no le dejaron.

-Como máximo traidor, en una novela ambientada en el siglo XIX debe aparecer Fernando VII, quizá el rey más indigno de nuestra historia.
-Fernando VII fue un doble traidor. Traicionó a los españoles que arriesgaron su vida por él y traicionó la Constitución de Cádiz, la más liberal de Europa en aquella época. Fernando VII hizo un ensayo general de la traición el día del motín de Aranjuez, que él mismo organizó. Incluso hizo abdicar a su padre.

-Pues la estatua de Franco se retira, pero hay iconografía sobre Fernando VII para aburrir por España.
-Yo exijo la retirada, el cambio de nombre, de la calle Fernando VII, que es una pequeña que hay en Madrid, al lado de Ventas, y que se retiren todas las estatuas, placas, todo aquello que pueda servir de homenaje a aquel rey felón.

-Usted es un apasionado de la mujer, suele tener protagonistas femeninas y en 'El secreto del rey cautivo' toma como inicio, como excusa, la leyenda de Manuela Malasaña.
-Sí, es una leyenda inventada a finales del siglo XIX por Fernández de los Ríos en su "Guía de Madrid". Manuela Malasaña no murió ayudando a su padre a defender Madrid porque era huérfana. Era una costurera de 15 años que llevaba unas tijeras. Los franceses, sin ninguna vergüenza, la intentaron registrar, ella lógicamente defendió su pudor y la mataron. Esa es la realidad. Pero a veces las leyendas son más eficaces que la propia realidad. Me gusta usar la novela histórica, aunque prefiero llamarla legendaria, porque produce en el lector una identificación. Unas veces con un personaje del pasado; otras veces con unos hechos históricos.

-¿Se ciñe a la historia?
-Sí. He estudiado personajes como Daoiz, Velarde, Agustina de Aragón, Palafox, el Empecinado, Clara del Rey o Manuela Malasaña. La novela transcurre entre 1808 y 1814 y los hechos que se narran son verídicos, como lo sucedido en Bayona con Carlos IV y Fernando VII, lo ocurrido en otras partes de España como en Castilla, Aragón, Valencia, Cataluña, Galicia. Y en Madrid, también en Madrid. Y por supuesto denuncio la actitud de Fernando VII, el rey más nefasto de la Historia de España, el creador de las dos Españas. Hubo levantamientos en toda España, desde el País Vasco a Murcia, desde Cantabria a Baleares. Pero no se alzaron todos los españoles: algunos pensaron que eran beneficiosas las ideas que traían los franceses: la Revolución, la República, la Ilustración… Francisco de Goya entre ellos. Pero una cosa eran las ideas y otra muy distinta ser invadidos, que repugnaba a todos.

-¿Qué supone el Premio Fernando Lara?
-Una puerta que se abre a otros lectores que aún no conocen mi obra. Los premios no son más que eso.

-Anteriormente, hace poco, publicó, también en Planeta, la novela "Adiós a los hombres". ¿Es usted un poco pesimista en cuestiones amorosas?
-Creo en el amor eterno, pero aún no lo he conocido. Pero el amor es como las meigas, aunque no las veamos existen. El único soporte que hace el amor duradero es la amistad, la complicidad y la lealtad. La infidelidad son las ruedas pequeñas que sostienen la bicicleta del amor mientras uno aprende a montar, pero cuando ya se ha aprendido, se quitan. (Ambos reímos ante la comparación, Antonio queda un momento en dudas.) La verdad es que nunca se me había ocurrido que el amor fuera algo así, pero no está mal.

-Tanto en "Adiós a los hombres como en su relato publicado recientemente en "Pasiones fugaces", el amor y el placer están estrechamente relacionados con la muerte.
-En la pasión no hay límites. Los franceses al acto más intenso del amor lo llaman la petit morte (la pequeña muerte). En España es un concepto que no se acaba de entender porque somos unos paletos. La petit morte es ese orgasmo que te recorre la columna vertebral y te hace perder el sentido. Hay chicas que se desmayan, incluso.

 
 
Ediciones Irreverentes S.L. • c/ Martínez de la Riva, 137. 28018 Madrid (España) • Teléfono: +34 915 07 26 59
Correo electrónico: editor@edicionesirreverentes.com
Departamento comercial: vera@edicionesirreverentes.com