Ediciones Irreverentes
Ediciones Irreverentes

 
Ediciones Irreverentes

FERNANDO SAVATER FERNANDO SAVATER

Savater está de plena actualidad por la edición de “Episodios pasionales” y “La infancia recuperada” obras que escribió hace dos décadas. Además, ha recibido el Premio González Ruano de Periodismo, por un artículo publicado en El País, bajo el título artículo "Mi primer editor", en el que hace una evocación del desaparecido duque de Alba, quien fuera primer editor de Fernando Savater. La denuncia de la situación de ausencia de libertades en la Comunidad Autónoma Vasca, del clima de guerra civil que aquella tierra padece, le convierten en un referente ético y político. Ha publicado “Ética para Amador”, “Política para Amador”, “El dialecto de la vida” en Ediciones Irreverentes, “ “A rienda suelta”, “Contra las patrias”, “Caronte aguarda” y “El jardín de las dudas”, sobre Voltaire.

SAVATERP.- “Episodios pasionales” el lector puede encontrar, principalmente, relatos de terror. ¿Cuál es el origen de este interés literario?

R.- Creo que desde siempre me han apasionado los cuentos de terror, mi favoritos en todas las categorías. Quizá la culpa sea de un peluquero que tuve en mi niñez, llamado Orencio, que me contaba historias de monstruos y vampiros mientras me pelaba.

P.- Ha conseguido un distanciamiento irónico en “Episodios pasionales” equiparable al de grandes autores como Hoffman o al de M.R.James.

R.- Borges decía que hay que contar las historias como si uno no las entendiese del todo. A mí me es fácil hacerlo así, porque nunca las entiendo de todo...

P.- Han pasado casi dos décadas desde que se publicara originalmente “Episodios Pasionales”. ¿En qué ha cambiado Savater?

R.- Creo que soy ahora algo menos literariamente ingenuo. Lo cual, probablemente, es otra forma de ingenuidad...

P.- ¿Y en qué ha cambiado el mundo en este tiempo?

R.- En la última década, creo que han cambiado bastantes cosas y no todas para bien. Por lo menos el servicio militar ha sido abolido y supongo que ya no hay muchos que consideren el SIDA un castigo por nuestros pecados... La guerra, en cambio, goza de buena salud y hasta se ha inventado nuevas advocaciones y legitimaciones.

P.- En “Episodios pasionales” hay dos personajes, Jacinto y Narciso, protagonistas de diversas narraciones filosóficas, críticas con la actualidad. ¿Qué dirían ahora del terrorismo nacionalista vasco, de la ocupación israelí de Ramala, etc?

R.- Sobre esas cuestiones, tendría que escribir nuevos diálogos y ya no soy el mismo que inventó a esos humildes personajillos. Pero antes y ahora detestado la crueldad, la violencia arrogante y la cobardía que la considera irremediable.

P.- El último relato de “Episodios pasionales” , Aventura en Bangkok, narra una historia erótica. ¿Es autobiográfico?

R.- Pues sí, qué le vamos a hacer. Es un recuerdo de mi primera noche en Tailandia... Nada original, como podéis ver.

P.- ¿No le ha tentado volver a escribir narrativa erótica?

R.- Contar bien una escena erótica resulta dificilísimo y yo soy muy comodón. La expresión cruda del deseo suele resultar siempre torpemente vanidosa, o torpemente embarazosa o, simplemente, torpe.

SAVATER
P.- Usted mantiene en su obra narrativa una relación crítica con la realidad, une filosofía, compromiso y literatura ¿No cree que es algo que escasea en la actualidad entre los escritores?

R.- Siempre me ha gustado la literatura que consiente reflexiones más o menos "filosóficas", la que une el narrar y el emocionar con el pensar. ¡Ojalá hubiera sabido yo hacerla bien! Entre los autores actuales, los hay que se miran el ombligo pero otros siguen hablando de lo que más nos interesa, no seamos derrotistas. Y, en caso de peligro, siempre podemos volver a leer a Thomas Bernhard o a Borges...

P
.- Ha recibido el Premio González Ruano por el artículo "Mi primer editor", publicado en el diario "El País", en el que usted usted hace una evocación del desaparecido duque de Alba, Jesús Aguirre. ¿Cuál fue su relación con él?

R.- Jesús Aguirre era director de la editorial Taurus cuando le conocí y publicó mis cuatro primeros libros: los que más cuentan en la vida de un escritor. Fuimos amigos y yo diría que hasta cómplices en muchas cosas. Considero imposible que hoy, cuando la gran mayoría de las editoriales en España están absorbidas por multinacionales, aparezca otra figura como la de Carlos Barral o Jesús Aguirre.

P. -En una conversación con Jon Juaristi, me aseguró que la Transición democrática no había llegado a las Vascongadas. ¿Se puede considerar que es el único territorio del "occidente civilizado" en el que no hay libertad, en el que pervive la Dictadura?

R.- En el País Vasco hoy hay un clima de guerra civil no declarada: es decir, que muchos ciudadanos viven como si ya hubiesen perdido una guerra civil inexistente. Es algo profundamente injusto.

 
 
Ediciones Irreverentes S.L. • c/ Martínez de la Riva, 137. 28018 Madrid (España) • Teléfono: +34 915 07 26 59
Correo electrónico: editor@edicionesirreverentes.com
Departamento comercial: vera@edicionesirreverentes.com